Periodismo Alternativo

Hostigamiento gubernamental en Nicaragua en perjuicio de La Iglesia Católica

Los Valles del Tuy, 12/8/2022 En el ahora, el espectro de La Iglesia Católica en Nicaragua, afronta una severa e inaudita, inconcebible persecución, hostigamiento, odio visceral. Más allá que no resulte ésta, la primera vez que el núcleo de la Iglesia Católica en Latinoamérica sea objeto de tales desmanes. Ha estado en diversas ocasiones enfrentada a regímenes totalitarios.

El devenir de las décadas, da cuenta de varios casos, incluso, algunos sacerdotes llegaron a pagar con la vida misma, al haber estado comprometidos con los derechos humanos, por ejemplo: el caso de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 en El Salvador y canonizado en 2018. Año aquel en el que hubo grandes protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y La Iglesia nicaragüense procuró mediar para poner fin a la violencia. Desde entonces, es blanco de una represión cada vez más fuerte en Nicaragua.

En medio de la anarquía que impera en el país centroamericano, tocante al elemento religioso, a saber: la Iglesia Católica. Se especula que el reconocido Obispo de Matagalpa podría partir al exilio. Por lo pronto, está detenido junto a cinco sacerdotes y varios laicos en el Palacio Episcopal, que yace sitiado por fuerzas policiales. Está señalado, por el cargo de intentar "organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales", según el comunicado oficial. El texto también indica que "los investigados se mantendrán en sus casas", lo que equivale a un arresto domiciliario.

Asevera Carlos Guadamuz (Abogado del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más) "Estos supuestos delitos que se le estarían imputando son absolutamente inexistentes. La acusación obedece a una estigmatización que está sufriendo la Iglesia católica desde 2018”. "Lo que quieren es el exilio o detener al obispo como lo han hecho también con otros sacerdotes, instrumentalizando el sistema de justicia para perpetuarse en el poder. Esta acusación es una evidencia también de que desde el sistema de justicia penal, desde la policía nacional, desde el Ministerio Público e inclusive desde el Poder Judicial, la criminalización avanza”, indica. "Son causas en que la persona está ya condenada”.

Y amén de toda ésta ola de persecución y vandalismo contra las Iglesias Católicas nicaragüenses, se ha producido hostilidad contra tales recintos religiosos de la región. Una declaración del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM) alude también al "asedio a sacerdotes y obispos. La expulsión de miembros de comunidades religiosas, la profanación del templos y el cierre de radios” en Nicaragua. "Diversos sacerdotes han sido obligados a abandonar el país y, en concreto, este año también se produjo la cancelación de la organización de las Hermanas de La Caridad (Teresa de Calcuta) e igualmente las religiosas fueron expulsadas del territorio nacional, en una actuación completamente arbitraria”, subraya Carlos Guadamuz. A su juicio, está claro que lo que el régimen busca es silenciar la voz crítica de la Iglesia, en una Nicaragua donde se hacen cada vez más estrechos los espacios de libertad.


Alberto Hidalgo

Albert.5@outlook.com

ESCUCHA NUESTRA RADIO ON LINE AQUÍ...

Canción: Stream offline
Play Button Play Button
Somos del Tuy
-